Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Enlaces | Tienda

 

 

Siria

 

www.siria.arabespanol.org

Contáctenos

Introducción

Siria (nombre oficial, Al-Jumhuriya al-‘Arabiya as-Suriya, República Árabe Siria), república del suroeste de Asia, limita al norte con Turquía, al este con Irak, al sur con Jordania e Palestina, y al oeste con Líbano y el mar Mediterráneo. Tiene una superficie de 185.180 km². La capital y mayor ciudad es Damasco.


Territorio y recursos

Siria tiene una distancia máxima de este a oeste de 830 km y de 740 km de norte a sur. A lo largo de la costa mediterránea (193 km), se extiende una estrecha llanura que penetra 32 km hacia el interior. Paralela a esta llanura se encuentra el Yebal an-Nusayriyah, una estrecha cordillera de montañas y colinas, al sur de la cual y a lo largo de la frontera con el Líbano, están las montañas del Antilíbano, donde se localiza el monte Hermón (2.814 m), el punto más alto del país. La cordillera del Antilíbano va disminuyendo al internarse en la región ondulada de los Altos del Golán (invadidos por Israel en 1967 durante el transcurso de la Guerra de los Seis Días) en la zona suroccidental de Siria. La mayor parte del resto del país la ocupa una meseta que está dividida en el noreste por el valle del río Éufrates (conocido en Siria como al-Furat). La superficie de la meseta situada al norte del Éufrates conforma la llanura de al-Jazirah y la meseta semicircular del sureste es el desierto Sirio.

El Éufrates, el río más largo de Siria, fluye diagonalmente atravesando el país desde Turquía en el norte hasta Irak en el este. El segundo río más largo, el Orontes, nace en la parte libanesa de las montañas del Antilíbano y se dirige hacia el sur a través del oeste de Siria hasta alcanzar Turquía.


Clima

Al oeste del Yebal an-Nusayriyah, Siria tiene un clima mediterráneo, caracterizado por veranos cálidos e inviernos templados y húmedos. La precipitación anual oscila de 500 a 1000 mm en la costa, de 250 a 500 mm entre Alepo y Damasco, y de 127 a menos de 25 mm en el desierto del sureste. La temperatura media en invierno es de 4 °C y en verano de 30 °C. Las variaciones regionales de temperatura son mínimas; en Alepo, en el noroeste, la temperatura de agosto es de unos 30 ºC y en enero de 4,4 ºC de promedio. En Tadmor (la antigua Palmira), en la región central al borde del desierto sirio, las temperaturas alcanzan unos promedios de 30,8 ºC en agosto y alrededor de 6,4 ºC en enero.


Recursos naturales

En Siria, los principales minerales en cantidades suficientes para la explotación comercial son el petróleo, el gas natural, el fosfato, el asfalto y la sal. También hay pequeños depósitos de carbón, mineral de hierro, cobre, plomo y oro, en especial en las regiones montañosas. Las mejores tierras de cultivo se encuentran en la región costera y en algunas zonas de los valles de los ríos Orontes y Éufrates.

 


Flora y fauna

Siria tiene comparativamente pocas zonas de vegetación natural. En conjunto, las zonas no cultivables son demasiado secas para mantener vida vegetal y prácticamente todas las zonas cultivables han sido despojadas de la cubierta natural. Sin embargo, a lo largo de la costa se pueden encontrar algunos carrizos, flores silvestres, árboles y arbustos, como el espino y el tamarisco. En las montañas del Antilíbano hay bosques de pino de Alepo, roble sirio y valón.

Entre los mamíferos se encuentran antílope, ciervo, gato montés, puercoespín, ardilla y liebre. Las aves más destacadas son flamenco, pelícano, avutarda, avestruz, águila y halcón. En el desierto se pueden encontrar lagartos y camaleones.


Temas medioambientales

El suelo agrícola de Siria padece desertización y erosión, debido en parte a la elevada tasa de deforestación. Durante muchos años, la fertilidad del suelo agrícola de Siria fue en descenso porque muchos de sus agricultores no practicaban la rotación de cultivos. Desde la década de 1980, el Gobierno ha instruido a los agricultores con respecto a este tema y otros principios de gestión del suelo. Los proyectos de irrigación están aumentando poco a poco la productividad agrícola del país, pero la mayoría de los agricultores continúan dependiendo de las lluvias para regar sus cultivos.

El refino y la producción de petróleo son las principales industrias en Siria, generando el 76,3% de los ingresos por exportación. Los residuos derivados del proceso de refino han contaminado las cuencas de los ríos Éufrates, Orontes y Barrada. Las aguas residuales provenientes de los centros urbanos están degradando además las fuentes de agua dulce de Siria.

Siria ha ratificado acuerdos internacionales para proteger la biodiversidad, especies en peligro de extinción, humedales y la capa de ozono. También ha firmado tratados que limitan las pruebas nucleares, la producción de armas químicas y biológicas, la contaminación marina y los residuos peligrosos.


Población

Siria está poblada principalmente por árabes que constituyen aproximadamente el 90% de la población. Los grupos minoritarios mayores son los kurdos —la mayoría pastores concentrados a lo largo de la frontera turca— y los armenios, que habitan principalmente en las grandes ciudades. El desierto Sirio es el sector del país más dispersamente poblado. El área con mayor densidad de población del país es el sector occidental.


Características de la población

La población de Siria en 2004 era de 18.016.874 habitantes, con una tasa de crecimiento estimada del 2,40% anual. La densidad de población es de 98 hab/km².


Divisiones administrativas y ciudades principales

Siria está dividida en 13 gobernaciones y el municipio de Damasco. La capital es Damasco, con una población de 2.270.000 habitantes (estimaciones para 1999). Las ciudades más destacadas son Alepo o Ḩalab (con una población estimada para 1994 de 1.582.930 habitantes), Homs (540.133 habitantes), Latakia o Al Ladhiqìya (311.784) y Hama (264.348).


Religión

La inmensa mayoría de la población siria practica la rama suní del islam. Otros grupos musulmanes son los alauitas, los ismailíes y los shiíes; en cuanto a los no musulmanes, la mayoría son cristianos, principalmente griegos y armenios ortodoxos. Entre las minorías religiosas se encuentran los drusos, que siguen una religión afín al islam, y una comunidad de no más de 4.000 judíos.


Educación

La educación primaria es gratuita y obligatoria para todos los niños, pero en 2004 sólo el 77,7% de adultos estaba alfabetizado. En 2000, las escuelas primarias tuvieron una inscripción anual de 2.835.023 alumnos, 1.124.752 estudiantes asistían a las escuelas secundarias y el 6,1% de los mayores de edad cursaban estudios superiores.

Siria tiene universidades en Damasco, Alepo, Homs y Latakia. También en Damasco se encuentra la Academia Árabe (1919), que se dedica al estudio de la lengua, la literatura, la historia y la cultura árabes. Otros institutos y escuelas universitarias están especializados en trabajo social, agricultura, industria, tecnología y música.


Instituciones culturales

Las bibliotecas públicas de Alepo, Damasco, Homs y Latakia albergan las colecciones principales del país. Otros fondos bibliográficos importantes se encuentran en la Biblioteca de la Universidad de Damasco (con más de 150.000 volúmenes) y la Biblioteca Nacional de Assad, también en Damasco. El museo más destacado es el Museo Nacional de Damasco, que tiene colecciones de arte oriental, romano, bizantino e islámico. Los museos que se encuentran en el lugar de la antigua ciudad de Palmira y en Alepo son notables por sus exposiciones arqueológicas.


 

Transportes y comunicaciones

Las instalaciones de transportes y comunicaciones son de propiedad y dirección estatal; 1.771 km de vías férreas conectan las principales ciudades y se extienden fuera de las fronteras nacionales a todos los países vecinos, excepto Israel. Destacan tres líneas relativamente nuevas que conectan Homs y Damasco, Damasco y Alepo, y Ţarţūs y Latakia. Tiene 44.575 km de carreteras, de las que el 94% están pavimentadas. La tasa de vehículos es de 29 unidades por cada mil habitantes. Latakia es el principal puerto marítimo; también durante la década de 1980 se crearon instalaciones portuarias en Ţarţūs. La empresa nacional aérea son las Líneas Aéreas Sirias; el aeropuerto internacional más importante está en Damasco.

En 2002, había 123 teléfonos por cada mil habitantes y 4 millones de aparatos de radio (278 por cada mil habitantes). El servicio de televisión comenzó en 1960 y en 2000 había 1.080.000 de televisores. Los periódicos diarios más destacados son al-Baath y al-Thawrah, publicados en Damasco, al-Jamahir al-Arabia, publicado en Alepo, y al-Fida, publicado en Hama.


 

Historia

Se cree que alrededor del 1810 a.C. el rey Samsi-Adat I (que reinó desde 1813 hasta 1780 a.C. aproximadamente) de Asiria estableció su capital, Shubat Enlil, en lo que hoy es Tell Leilan, en el extremo noreste de Siria. Hammurabi de Babilonia conquistó posteriormente el reino y más tarde Egipto compartió con Babilonia su influencia en la región. Los egipcios y los hititas conquistaron sucesivamente partes de Siria y en el siglo VIII a.C. lo hicieron los asirios. En el siglo VI a.C. la región pasó primero a los caldeos y después a los persas (538 a.C.). Alejandro III el Magno convirtió Siria en parte de su Imperio entre el 333 y el 332 a.C. y a finales del siglo IV a.C. pasó a manos de Seleuco I Nicátor, uno de los generales de Alejandro, que estableció la capital en Antioquía. Durante el siglo III a.C. los Tolomeos de Egipto y los Seléucidas se enfrentaron por la posesión de la Siria meridional y Palestina; ambas regiones así como la mayor parte de Asia occidental pasaron a los Seléucidas, cuyo dominio se conoció como el reino de Siria. En el 64 a.C. Siria se convirtió en una provincia romana tras su conquista por Pompeyo Magno. Gozó de una gran prosperidad sólo perturbada por los ataques de los partos (57-41 a.C.) y de los reyes Sasánidas de Persia (257-267 d.C.).

Después de la división del Imperio romano (395 d.C.) —el Imperio de Occidente con su capital en Roma y el Imperio de Oriente (o Imperio bizantino) con capital en Constantinopla— Siria permaneció siendo una provincia bizantina durante 240 años. Fue conquistada por los árabes en el 636 convirtiéndose en uno de los centros islámicos más destacados; en el 661 Damasco pasó a ser la sede del poder de los califas omeyas y se transformó en una de las ciudades más importantes y espléndidas del mundo musulmán. Posteriormente los califas Abasíes trasladaron su residencia a Bagdad, la actual capital de Irak, provocando la progresiva decadencia de Siria.

En 1099 los cruzados incorporaron parte de la región al reino latino de Jerusalén y parte al principado de Antioquía. En una campaña posterior (1174-1187), Saladino, sultán de Egipto, conquistó Siria y acabó con la presencia cristiana en Jerusalén. La gran cantidad de guerras centradas en Siria durante la época de las Cruzadas empobrecieron la tierra y diezmaron su población; la invasión de los mongoles, cuyas primeras tentativas tuvieron lugar en 1260, se completó en 1401 con la destrucción de Damasco, y supuso su ruina definitiva.


"Siria," Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2005
http://es.encarta.msn.com

Regresar

 

Subir

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Enlaces | Tienda

© 2003 - 2009 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.