Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

 

 

Los Nombres del Profeta

(Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él)

 

BISMILLAH AR-RAHMAN AR-RAHIM

Oh Allah, para que a medida que el día se torna noche y la noche se retira dentro del día, para que a medida que las edades se sucedan la una a la  otra, para que mientras el día y la noche incesantemente se sigan el uno a la otra, y  para que mientras las pulsantes estrellas permanezcan suspendidas en el firmamento, nosotros te rogamos  que Tu otorgues Tu gracia y favor a nuestro Maestro Muhammad y  que Tu transmitas a su bendecida alma y a las almas de las gentes de su casa nuestros saludos y nuestro respeto, y que Tu confieras a él Tu paz y bendiciones en gran abundancia.

  Así quiera Allah conferir Su paz  y bendiciones a nuestro Maestro Muhammad y a todos los profetas y mensajeros; a los santos y a los justos servidores; a los ángeles y a aquellos que residen alrededor del Trono de Gracia; y a los obedientes y vigilantes servidores  entre las gentes de la tierra y las gentes de los cielos. Y quiera Allah El Má Elevado estar complacido con Su Profeta y con todos Sus compañeros y gente. Amin.

  El es quien es

 "enviado como una misericordia para el universo"

 (Surah Anbiya', 21:107).

La luz de su alma fué la primera creación de la luz de Allah, y todo lo demás es creado desde su luz. El dijo, "Oh Jabir, la primera creación que Allah creó es el alma de tu profeta."

Al serle preguntado cuándo se convirtió  en profeta, él contestó, "Yo era un profeta cuando Adán estaba entre el agua y la arcilla."  El dijo, "Quienquiera que me vé‚ vé la verdad."

  Allah dice:

Y quienquiera que obedezca  a Allah y a Su Mensajero,

El causará que entre a los jardines surcados por ríos fluyentes.

                    (Surah Fath, 48:17)

Y  El ha  dicho,

 "En tanto tú no me ames más que cualquier otra cosa

que tú poseas, tu fe no es completa". Porque Allah dice:

Ciertamente un Mensajero ha llegado a vosotros de entre

ustedes mismos, afligente para él es vuestra caída en

adversidad; muy esmerado para con vosotros; para con los

creyentes, él es misericordioso.

(Surah Bara'at, 128)

  El, sobre quien "Allah ha conferido el más noble de los caracteres y la  más excelente de las acciones, "es enviado a enseñarnos a ser nobles en conducta, moral, y carácter.

 "Quienquiera que ora a Allah para que confiera a Su Mensajero Su paz y bendiciones, recibe las bendiciones de Allah multiplicadas diez veces, y  puede confiar en la intercesión de Su Profeta en el Día del Juicio Final y en que entrará al Paraíso."

  Nosotros presentamos aquí 201 bellos nombres de nuestro amado Profeta (Que  la  Paz y  las Bendiciones de Allah sean con él) como fueron  mencionados  en el  `DAllah il al-khayrat' del Sheikh 'Imran al-Zannati, que su alma sea santificada. Allah alaba a Su Profeta con la mayoría de estos  nombres en el Sagrado Corán, y anuncia su venida por ciertos nombres en los otros Libros Sagrados; la `Torah', el `Zabur' (Salmos de David), y el Evangelio. También aparecen ellos en el Hadiz, o tradiciones del  Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él).

  El Sheikh Ibn al-Faris transmite que Hz. Ibn al-'Arabi había contado 2.020  bellos atributos de nuestro Profeta  (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él). El Imam al-Kastalani, autor de la interpretación de `Bukhari al-Sharif', las colecciones de Hadices, ha contado 1.000 bellos nombres.

  Que quienes lean los bellos nombres del Amado de Allah (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), contemplen el significado, propiedades y efectos de  esos nombres  y  que sientan el amor, el respeto y la consideración con las cuales nosotros confiamos que sus corazones serán inspirados. Nos damos cuenta que el amar no está  bajo nuestra voluntad, sino dentro de la más grande voluntad de Allah.  El es el Uno Quien inspira los corazones con amor. Por nosotros mismos, no podemos amar a Allah y Su Profeta; por nosotros mismos un hombre no puede ni  siquiera amar a una mujer, ni una mujer a un hombre. En el Islam está prohibido que un hombre insista para que su esposa lo ame o que una esposa insista por los afectos de su esposo,  ya que esto es considerado equivalente a forzarle a uno a la mentira.  Como uno no puede ser forzado a amar, ni tampoco puede uno forzarse a sí mismo a amar a alguien, ¨cómo habremos entonces de entender el Hadiz, "Si tú no me amas más que a cualquier otra cosa  que poseas, tu fe no es completa"?  Primeramente viene el deseo, el  que solamente  puede ser obtenido a través de  conocerlo, a través  de conocer sus bellos nombres, a través de hallar una traza de esos  atributos en nosotros mismos, a través de orar por él  y por sus bendiciones, a través de seguir su sendero y su ejemplo. Entonces, si es la voluntad de Allah, usted será bendecido con su  amor, y en retorno, usted le amará a él y encontrará el Paraíso en este mundo y en el Más Allá.

  'Ali ibn Abu Talib (Quiera Allah estar complacido con él), dijo al describir al Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él):

      El no era ni alto y delgado ni bajo y grueso, sino de mediana altura. Su cabello no era ni tupidamente enrulado ni lacio, sino moderadamente ondulado. No era de peso excesivo, y sus facciones no eran gruesas. Poseía una cara redonda. La textura de su piel era blanca, tirando a rosada. Tenía grandes ojos negros con largas pestañas. Sus huesos eran pesados y sus hombros anchos. Tenía piel suave, con fino vello cubriendo la línea desde el centro del pecho hasta el centro del vientre. Las palmas de sus manos y las plantas de sus pies eran rellenas y firmes. Caminaba con un paso seguro, como si estuviese descendiendo una colina a grandes pasos. En su espalda, entre sus hombros se encontraba el Sello de la Profecía, porque él era el último de los profetas.

      El era el más generoso de los hombres en sentimientos, el más veraz en el habla, el más gentil en disposición, y el más noble en linaje. En el primer encuentro la gente quedaba sin palabras e impresionada por él, pero al relacionarse más cercanamente, llegaban a amarlo. Uno que intentó describirlo, pudo solamente decir, "Ni antes de él ni después de él hé llegado jamás a ver alguien como él."

  Oh Allah, bendice y saluda al Profeta de Misericordia, el intercesor de la comunidad, Muhammad,  y toda su familia y todos los  profetas  y mensajeros.

  Su ser era de luz; él no tenía sombra. Sus hermosas facciones brillaban como el sol e irradiaban luz alrededor suyo. A la noche la gente veía por esa luz.

  Está escrito en el Sagrado Corán que en la obscuridad del Día del Juicio, la luz de la fe de los creyentes va a iluminar el espacio alrededor de ellos, y que los hipócritas, y los envidiosos se acercarán a ellos para aprovecharse de esa luz.

  Allah, dirigiéndose a Su Amado, cuyo nombre está escrito con el Suyo sobre el firmamento como:

`La ilaha illallah, Muhammadan rasulullah' -

"No hay dios merecedor de adoración  excepto Allah, y Muhammad  es Su Mensajero", dice:

"Si no fuese por ti, Yo no hubiese creado la creación".

  Por ello, el más grande don conferido por Allah al universo es Su Amado.

  Allah dice en el Sagrado Corán:

Y si tú cuentas los favores de Allah,

no serás tú capaz de numerarlos.

(Surah Ibrahim, 14:34)

  Así pues, si nosotros intentamos contar los bellos atributos de nuestro amado Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), quien es la mayor de las gracias de Allah, no seremos capaces de numerarlos.


1. Muhammad. El más alabado.

El es alabado sobre la tierra y en los cielos, desde el comienzo hasta

el  fin, por hombres y jinns y ángeles, piedras y árboles y animales,

por profetas antes de él  desde Adán, por santos hasta el Día del

Juicio. Ya  que todo esto no puede darle la debida alabanza, nosotros

rogamos a Allah que lo alabe. El es el Unico que verdaderamente conoce el valor y el misterio de Su Muhammad (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), y El es el Unico que puede  verdaderamente alabarlo.


2.  Ahmad. El más digno de alabanza de quienes alaban a Allah.

Este es el nombre celestial del Profeta (Que la Paz y  las Bendiciones de Allah sean con él). Allah, el Siempreviviente, el Todo-Poderoso, 360.000 años antes de crear la creación, creó de Su divina luz una luz sagrada. Esa luz sobre luz alabó a Allah antes y durante la creación del cielo y lo de los cielos y la  tierra y lo terrestre. Los habitantes de los cielos llamaron a es luz `Ahmad'. Como su alabanza de Allah es mayor que las alabanzas de todo cuanto es creado, él es llamado `ahmad al-hamidin' -el más grande de los dadores de alabanza.

  `Ahmad' es el nombre por el cual él es mencionado en el Evangelio.

         Y cuando Jesús el hijo de María dijo, "Oh Hijos de Israel, con seguridad yo soy el Mensajero de Allah para ustedes verificando eso que es antes de mi de la Torah y dando buenas nuevas de un Mensajero que vendrá después de mi, cuyo nombre es Ahmad."

(Surah Saff, 61:6)

  En la Biblia, Jesús (Quiera Allah bendecirle) dice:

          Tengo todavía muchas cosas que decir a vosotros,

          pero ustedes no pueden soportarlas ahora. Será 

          cuando él, el Espiritu de Verdad llegue, él les

          guiará a ustedes a toda la verdad, porque él no

          hablará de sí mismo, sino que aquello que él

          escuchare, eso él  hablará ; y él les mostrará 

          las cosas por venir. El me glorificará.

                                              (Juan 14:17)


3. Hamid. El único a quien es dada la capacidad de alabar y agradecer a Allah.

El es aquél que alabará a Allah en el Día del Juicio Final, de igual manera como él alabó a Allah mientras la primera luz era creada. En ese Día él pondrá su bendita cara sobre el suelo en prosternación, alabará al Señor, y rogará misericordia para nosotros. `Hamid' (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean  con él) dice, En ese día mi Señor me permitirá alabarle a El como yo jamás lo hice antes, y yo le alabaré‚ a El más que lo hice antes. Entonces El me dirá, "Levanta tu cabeza, Mi Amado. Yo prometí que Yo te daré‚ a tí para que tú seas bien complacido

(Duha, 93:5)

y Yo acepto tu intercesión por tu pueblo hasta que tú te halles satisfecho. Tus alabanzas son aceptadas, tu intercesión es aceptada."


4. Mahmud. El alabado.

El es alabado por todos aquellos que son revividos en el Día del Juicio Final, porque él es el único que intercederá por los creyentes y cuya intercesión será válida. El es el que ha sido elevado al rango de gran gloria -`al-maqam al-mahmud'. Allah pidió a Su amado:

       Durante una parte de la noche mantente despierto y ora,

       más allá de lo que te incumbe. Puede ser que tu Señor

       te elevare a `maqaman mahmudan' (un rango de gloria).

                                            (Bani Isra'il, 79)

 

`Mahmud' es el nombre por el cual él es mencionado en los Salmos de David.


 5. Ahid. El único que protegerá a su pueblo del Fuego del Infierno.

En el día en que los pecadores serán arrojados dentro del Fuego del Infierno, Allah se dirigirá a `Ahid' (Que  la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), y dirá, "Oh Mi  Amado, estos son los que Nos han negado a Nosotros y se han rebelado contra Nosotros, porque ellos te han negado a tí, te han desobedecido, y no te han seguido. Tú puedes usar el Fuego del Infierno como tú desees sobre ellos. Y estos son los que dijeron que creían en tí y que te obedecían, pero sucumbieron a la  tentación del maldecido Diablo y a los deseos de su carne, y pecaron.  Tú puedes usar Mi Fuego del Infierno sobre ellos, o liberarlos." El es la llave que cierra las siete puertas del Infierno, él es la llave que abre  las ocho puertas del Para¡so, él es  la misericordia de Allah sobre el universo.

  Cuando fué la voluntad de Allah el tomar a Su Amado a Sí Mismo, El envió al ángel Gabriel (Quiera Allah bendecirle) quien dijo, "Allah El Mas Elevado te pregunta -cuando El tome tu alma, en qué lugar de Su Paraíso deseas tú que tu cuerpo descanse?"

  Ante esto, los cielos, en gran orgullo y alegría, declararon, "­Los soles se encuentran dentro nuestro, las lunas y las estrellas se encuentran dentro  nuestro, el Trono y el Dosel y la Kaaba en el séptimo cielo y el Paraíso se  encuentran dentro nuestro, y Muhammad estará dentro nuestro!"

  La Misericordia Sobre el Universo preguntó,"Oh mi hermano Gabriel, ¨dónde será enterrado mi pueblo?"

  Gabriel contestó, "Con seguridad debajo de esta tierra, Oh Mensajero de Allah."

  El Amado de Allah dijo, "En tal caso, yo pido ser enterrado aquí con ellos, de modo que yo esté con ellos cuando nosotros seamos revividos."

  Ante estas palabras, el mundo declaró con júbilo, "­Oh cielos, los soles, las lunas, las estrellas, el Trono, la Kaaba del séptimo cielo, y el Paraíso  pueden estar dentro tuyo, pero el Amado de Allah estará dentro mío!"


6. Wahid . El que es único.

El es único entre los hombres. El ha venido entre nosotros como un hombre igual a nosotros, muy bello en forma y carácter, el más gentil, el más alto en conocimiento y sabiduría. Pero su unicidad es el rango suyo, que le fuera conferido por el Creador. Así como Allah imbuyó a Adán con el conocimiento de todos los Nombres, Allah otorgó al  Ultimo de los Profetas el conocimiento de todos los Nombres, todos los Atributos y toda la Esencia. Estos él los poseía desde la creación de su luz como la primera creación. El los vió con sus propios ojos en el momento de su ascensión. El vió, aún a su Señor, El que es libre de todas las dimensiones.


7. Mahi.  El aniquilador de la obscuridad de la infidelidad y de la negligencia.

El es el que vino a este mundo que estaba sumergido en la obscuridad, lleno de tiranía, idolatría, negación, depravación y desorden. El fué enviado como la misericordia del Creador sobre el universo entero, y con la luz de su mensaje la tiranía se tornó en paz, la obscuridad en luz, la negación en fé, la depravación en pureza, y el  desorden en armonía. Con su enseñanza, la obscuridad  y  depravación fueron aniquiladas y el mundo fué iluminado con la luz de  la fé, el conocimiento, y la sabidurí. Los pecados y rebeliones de los creyentes desaparecieron con el amor, el respeto, y la obediencia que él inspiró por Allah y por él mismo, y el amor y el cuidado que él inspiró en el hombre, para con el hombre.


8.  Hashir. El recolector, el unificador, debajo de quien todo ser reagrupado, aquí, en el Día del Juicio Final.

El es el que predijo que todos los hombres  -que son creados Musulmanes, sometidos a Allah, y luego por las influencias mundanas que les rodearon, asumieron falsas identidades-  prontamente tomarán consciencia y se reunirán bajo un Allah y bajo el mensaje final traído por él. Todos los creyentes también se reunirán alrededor suyo bajo la sombra de su estandarte de gracia, confiando en su intercesión en el Día del Juicio Final.


9. `Aqib.  El Sucesor de todos los profetas; el profeta final.

Allah dice:

  Muhammad ... es el Mensajero de Allah y el Sello de los profetas ...

(Ahzab, 33:40)

  Después de él y hasta el Día del Juicio, no vendrá ningún otro Mensajero, ya que su mensaje permanecerá intacto e invariable hasta el fin del tiempo. El es llamado `'Aqib' porque la totalidad del buen carácter, la moral, y las acciones se halla íntegramente dentro de él.

Ni el grado de perfección, ni la cercanía de la humanidad a su Creador, logra sobrepasar las de él.

  Este nombre será recordado y mencionado por los habitantes del Infierno, ya que los pecadores entre sus seguidores serán arrojados allí adentro, y después de su castigo será hechos conocer a él. Ante esto él intercederá, rogará misericordia para  ellos y los salvará.

Luego,  este lugar en el Infierno donde  los Musulmanes encontraron su temporario castigo, perderá su fuego y será cerrado.


10. Ta Ha. El purificador puro, y el guía a la verdadera fe.

`Ta Ha' es el nombre de un capítulo del Sagrado Corán,  y uno de los Nombres de Allah. Mediante algunos de Sus propios nombres y atributos, Allah honra a Su Amado Profeta.

  Los que saben dicen que las letras "T" y "A" de `T ' representan la palabra `T hir', el puro y el purificado. La letra "H"  y la "A"  de `Ha' representan  a `Hadi', el  guía. El es el puro que ha ayudado  a purificar a los hombres de la infidelidad, el pecado y el error, y que los ha conducido desde la negligencia y la ignorancia hasta el sendero recto a la verdad.

  La letra "T" también representa la palabra `tuba” de la frase `tuba li-man hudiya bihi'  -"las bendiciones sobre aquellos que han sido guiados por él"- mientras que la "KH" representa `Hadi', el guía. Que las buenas nuevas  están con los que han  encontrado el verdadero sendero  a la complacencia de Allah  y  al Paraíso, a través de creer, amar, y obedecer al Mensajero de Allah.

  En el sistema que asigna valores numéricos a las letras Arábigas, la "T"  equivale a 9 y la "H" equivale a 5, totalizando 14, el número del día del ciclo lunar cuando la luna está llena. Esto indica que su luz es similar a la de la luna llena, eliminando las tinieblas de la inconsciencia, el ateísmo y la ignorancia.


11. Ya Sín. El Hombre Perfecto, quien es el maestro de todos los hombres.

`Ya Sin' es el nombre de un capítulo en el Corán que es considerado el corazón del Sagrado Libro. Es también, uno de los nombres de Allah. Se dice que las letras "Y"  y "S" significan `ya insan', "Oh Hombre" –el mejor de todos los hombres,  pasados, presente y futuros. Significa también, el maestro de todos los hombres. Allah le ha dado un nombre de entre Sus propios Nombres porque la verdad de Muhammad puede ser realmente conocida solo por El.


12. Tahir. Puro y limpio.

El no solamente se encuentra limpio de manchas morales y espirituales, sino también de suciedad material. El es limpio en este mundo y en el otro -en su fé, en su adoración, en todo cuanto el hizo,  en todo cuanto el dijo. Su respiración, su saliva, su sangre, eran puras.  En la batalla de Uhud, cuando su bendita mejilla fué herida, Malik ibn Sinan (Quiera ser complacido con él), uno de los Compañeros, oprimió su boca contra la herida y tragó la sangre. El Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), no le impidió hacerlo, sino que dijo,  "Oh Malik esa sangre que has tragado, te brindará salud en este mundo y te protegerá contra el Fuego del Infierno en el Más Allá".


13.  Mutahhar.  El que es hecho puro por Allah.

Como `Mutahhar', él purifica a quienes le siguen, dejando de lado la falta de fé, el pecado, la suciedad del mundo y los deseos de la carne. El los pule con la luz de la unidad de Allah y los perfuma con el amor de su Señor y Su Profeta. En el Día del Juicio Final él nos purificará de todas las aflicciones de este mundo y del Más Allá, y nos salvará de la purificación por el Fuego del Infierno.


14. Tayyíb. El agradable y hermosamente fragante.

Su bendecido cuerpo olía más hermoso que las rojas rosas de Mayo. Cuando él acariciaba la cabeza de un niño o sostenía la mano de alguien, su fragancia permanecía por largo tiempo. La gente sabía por donde había pasado él porque su fragancia quedaba flotando en el aire. Sus esposas ponían sobre sí mismas la transpiración de él como el mejor de los perfumes.


15. Sayyid. El Príncipe del Universo, el más alto de los profetas.

Muchos que saben han interpretado este nombre en maneras diferentes. "`Sayyid' es el que posee gracia en la opinión de Allah." ('Abdullah ibn Abbas, (Quiera Allah estar complacido con él).

  "`Sayyid' es aquél cuya adoración es completa, el que es pío y casto, el que no toma venganza contra la injusticia y la tiranía, sino que perdona, el que trata con gentileza, aún a sus enemigos."

(Qatadah, [Quiera Allah estar complacido con él]).

  " Sayyid' es aquél cuyo estado es igual, ya sea que esté complacido o enojado." ('Ikrimah, [Quiera Allah estar complacido con él]).

  El  Profeta mismo ha dicho,  "Yo soy el `sayyid', maestro, de todos los hombres en el Día del Juicio Final," como Allah se llama a Sí Mismo.

     ... `Maliki yaum al-dín'  (Fatihah, 1:3).

"Yo soy el Dueño, el Juez en el Día del Juicio Final."

  ¨Puede usted pensar en la reverencia y temor de ese día cuyo juez es Allah, y la grandeza y la majestad del que es el maestro  de todos los hombres en esa jornada?  En ese día, en el que todos los hombres sean resucitados, cuando mil pies estarán parados sobre uno solo de ellos, en los momentos en que los  hombres se encuentren temblando de temor, bañados en su propio sudor, los cerebros hirvientes dentro de sus cráneos, todos esperanzados en la ayuda de los demás -madres, padres, sacerdotes,  papas, santos, hasta incluso todos los profetas pensando en su propia salvación, e incapaces de ayudar, el Amado de Allah, el Maestro del Día del Juicio Final, será el único a quien volverse por ayuda.


16. Rasul. El Mensajero de Allah.

Allah dice:

     Ciertamente vosotros tenéis en el Mensajero de Allah un

     ejemplo excelente.

(Ahzab, 33:26).


17. Nabi. El Profeta que habla con las palabras de Allah.

Allah describe Su profeta Muhammad, diciendo, Oh Profeta, con certeza Nosotros te hemos enviado como testigo y portador de buenas nuevas y de advertencias.

       Y como el que los invita a Allah por Su consentimiento,

    y como un sol, dador de luz.

(Ahzab, 33:45/46).


18. Rasul ar-rahmah. El Mensajero del Más Compasivo.

Allah el Misericordioso, el Indulgente, se  dirige a nosotros a través de Su Mensajero:

       Di: Oh Mis servidores que han transgredido en contra de sus almas, no desesperéis de la misericordia de Allah, porque Allah perdona todos los pecados. Porque El es el Repetidamente Indulgente, el Más Misericordioso.

       (Zumar, 39:53)

   Y Allah también dice de Su Profeta:

            Y Nosotros te hemos enviado no sino como una misericordia  para con el universo.

(Anbiya, 21:107)

  Allah no castiga los pecados de los creyentes, sino que demora el castigo, incluso del infiel, hasta la muerte, por el amor de este Mensajero a quien El ha enviado como Su misericordia sobre la creación entera.


19.  Qayyim.  El justo y bondadoso que ama y es generoso con todos los hombres.

El también enseña hermandad a sus seguidores, y amor del uno para con el otro, les brinda y les enseña a  brindarse entre sí aquello que es necesario en este mundo y en el Más Allá.


20. Jámi'. Aquél en quien todo conocimiento es reunido.

Allah ha enseñado a Hadrat Adam (Quiera Allah ser complacido con él), todas las palabras, y los nombres de todo cuanto existe desde el comienzo hasta el fin, y El ha enseñado a Hadrat Ibrahim (Quiera Allah bendecirle), todos los atributos. En Su último profeta El reunió todo el  conocimiento de todos los nombres, de todos los atributos, y de la Esencia. Muhammad (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), no solamente los supo, sino que los vió  y los vivió durante su ascensión en el Viaje Nocturno, cuando él visitó todos los cielos, conoció las almas de todos los  profetas, vió los cien niveles de ocho paraísos y siete infiernos, y habló 90.000 palabras con su Señor.


21. Muqtafi. El último, el que sigue y contiene a todos los profetas.

El Ultimo de los Profetas ha dicho:

        "La semejanza entre yo y los otros profetas es como

         una  hermosa casa  que está completa excepto por el

         último ladrillo.  Cuantos la ven se maravillan ante

         su  belleza,  pero  igualmente  quedan sorprendidos

         ante la  ausencia  del  ladrillo. Conmigo, ese

         edificio de profecía se halla completo.

  El es la misericordia sobre el universo. Allah ha deseado sellar Sus mensajes con un Mensajero que es Su Misericordia.  Allah ha  honrado a los seguidores de Su último profeta haciendo de  ellos  la  última comunidad, para  que sus  pecados y sus  errores  queden ocultos a los Mensajeros previos. Allah ha hecho que  para ellos  sea  más leve su castigo, más grandes sus recompensas,  y  menor su  tiempo  de espera hasta el Día del Juicio Final.


22.  Muqaffi. Aquél detrás de quien se encuentran todos los demás profetas, que lo siguen y están confirmados en él.

El Bendito Profeta ha dicho:

         Allah El Más Elevado me ha honrado para estar a la

         cabeza de todo. Ningún  profeta  ha  alcanzado  mi

         nivel  de  cercanía con  Allah. Están todos ellos

         detrás mío, y me siguen en todas sus acciones

         naturales y espirituales y en méritos en este mundo

         y en el Más Allá.


23.  Rasul al-malahim.  El Mensajero para los guerreros de la verdad.

Aquellos que son honrados al seguir al más misericordioso, compasivo y gentil de los profetas son los más feroces guerreros contra la tiranía de  los infieles  sobre los creyentes. Esta `jihad' está  ordenada por Allah  y ayudada por Allah. Uno de los milagros del Islam son las repetidas victorias de un puñado de guerreros Musulmanes durante el corto período de 25 años sobre los entonces más grandes de los poderes del mundo, los Sasánidas de Persia y los Bizantinos.

  Dentro de los primeros 40 años de la era Islámica, la totalidad de la  Península Arábiga, Egipto y el Norte de  Africa, Persia y Asia Menor, y el Cáucaso, estaban en manos Musulmanas.

  Lo que asignó a los creyentes el hacerse victoriosos, fué la ayuda de Allah y su fé en El. Pero el Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), ha dicho que la más grande batalla es la guerra con nuestro propio ego y nuestro propio diablo, y que la más grande victoria se gana sobre nuestra propia infidelidad.


24.  Rasul ar-rahah. El Mensajero del apaciguamiento y la quietud.


25.  Kamil. El perfecto.


26.  Iklil.  La corona de los fieles.


27.  Muddaththir.  El que  despliega paciencia  para con  los que  lo oprimen.

Debido a que fué paciente con los que le fueron hostiles, en el Corán se le dice:

O tú envuelto  [en un  manto] ... por  la causa de tu Señor, sé‚ paciente y constante.

(Muddaththir 73:1,7)


28. Muzammil. El que se envuelve en su capa como lo hizo él en la víspera de su primera revelación.


29. 'Abdullah.  El servidor final de Allah.

Con este nombre ál ha recibido el honor más alto, ya que ser el verdadero servidor de Allah es el rango más alto al que cualquier ser humano puede aspirar.


30.  Habibullah.  El Amado de Allah.

Este nombre es únicamente apropiado para él.


31. Safiyulláh. El elegido de Allah de entre toda la creación.

El fué purificado, sustentado, criado, y educado por Allah Mismo. Todo lo defectuoso le fué extraído, y le fué otorgada toda perfección.


32.  Naji'ullah. El liberador que conduce a la salvación.


33.  Kalímulláh. El que conversa con Allah.


34. Khátim al-anbiyá. El Sello de los Profetas, con el que se completa toda la profecía.

Allah declara:

Muhammad ... es el apóstol de Allah

y el sello de los profetas.

(Ahzab, 33:40)


35.  Khatim ar-rusul El Sello de los Mensajeros.


36.  Muhyi. El vivificador de los corazones muertos, con la luz de la fé.


37.  Munji.  El que libera del pecado.


38.  Mudhakkir.  El  que nos  recuerda al Creador y  el Día del Juicio Final.


39. Násir.  El asistidor de hombres, el aliado de los justos.


40.  Mansur.  El que fué hecho triunfante en este mundo y en el Más Allá.

El es quien es fortificado con la  ayuda de Gabriel y otros ángeles, y por Allah Mismo.


41.  Nabi arrahmah. El profeta que fué enviado como la misericordia de Allah para con el universo.


42.  Nabí at-tawbah El profeta  del arrepentimiento, empeñado en el bienestar del hombre.


43.  Haris 'alaykum. El pleno de solicitud  para vosotros.

Mencionado en el Corán como el fervoroso por vuestra salvación.  Allah dice:

         ... Le flige que vosotros perezcáis; ardientemente

         ansioso es por  vosotros:  para los creyentes,

         él es el más benevolente y misericordioso.

(Tawbah, 9:128)


44.  Ma'lúm El renombrado.


45.  Shahír.  El celebrado.


46.  Shahid.  El testigo.


47.  Shahid.  El martir.


48.  Mashshud.  El atestiguado.


49.  Bashir. El transmisor de buenas nuevas a los creyentes.


50.  Mubashshir.  El portador de buenas nuevas sobre las bendiciones y el Paraíso.


51.  Nazir.  El que llama al hombre a la virtud con advertencias de la ira de Allah.


52.  Munzir. El que advierte y disuade del pecado.


53.  Nur.  La luz sagrada..


54.  Siraj.  La antorcha del sendero correcto.

El iluminado con la luz de la fé‚ y del Islam.


55.  Misbah. La lámpara que contiene la luz de la fé y del Islam, que ilumina los reinos de la adoración, sumisión y de la salvación.


56.  Hud .  La guía a la Verdad y al Paraíso.


57.  Mahdi.  El  rectamente  guiado,  que  es  guía  al  sendero  del conocimiento, de la obediencia, y de la adoración.


58.  Munir.  El iluminador del universo.


59.  Dá'í. El que llama a la fé y al Islam.


60.  Mad'ú.  El que escuchó y aceptó la llamada divina.


61.  Mujib.  El que acepta las plegarias.

El  trajo a los hombres los decretos de Allah y les advirtió en contra del pecado.  El se convirtió en ejemplo de los actos de acuerdo con Su enseñanza, e intercedió igualmente por el bueno y por el pecador.


62.  Mujáb.  El que ha respondido, la réplica a nuestras plegarias.


63.  Hafi.  El que contesta con verdad todas las preguntas.


64.  'Afú.  El clemente.

El es ejemplo de perdonar  el mal que le fué hecho.  Allah absuelve al que perdona.


65.  Wali. El amigo, de Allah y de todos los que creen.


66.  Haqq.  La Verdad.


67.  Qawi.  El poderoso.


68.  Amin.  El confiable.

Antes que recibiese la orden divina de declarar su calidad de profeta, a  la  edad  de 40 años,  Los  habitantes  de  la Mecca,  le  llamaban `Muhammad al-amin' "Muhammad el confiable".


69.  Ma'mun. Aquél en quien el hombre confía.


70. Karím.  El generoso.

Allah  le otorga  el  atributo  de  uno  de  sus  bellos  nombres,  el Todo-Generoso.


71.  Mukarram.  El ennoblecido.


72.  Makin.  El autorizado.


73.  Matin.  El firme y consistente.


74.  Mubin.  El diferenciador y el explicador.


75.  Mu'ammil.  El esperanzado.


76.  Wasul El unidor.


77.  Dhú quwwah.  La fuente de energía.


78.  Dhú hurmah.  La fuente de lo sagrado.


79.  Dhu makanah La fuente de la integridad.


80.  Dhú 'izz.  La fuente de la potencia.


81.  Dhu fadl.  La fuente de la virtud.


82.  Mutá'.  El que es obedecido por los creyentes.


83.  Mutí'.  El que es obediente a Allah.


84.  Qidam as-sidq.  El constantemente sincero.


85.  Rahmah.  La Compasión.


86.  Bushr .  Las buenas nuevas.


87.  Ghawth.  El Salvador.


88.  Ghayth.  El benévolo, que así como la lluvia da vida a la tierra, trae a la vida los corazones muertos.


89.  Ghiyath.  El asistidor.


90.  Ni'matullah.  La bendición de Allah.


91.  Hadiyatulláh El don de Allah al universo.


92.  'Urwah wuthqa.  El lazo firme que ata al hombre a su Creador.


93.  Sirátulláh.  El sendero que conduce a Allah y la Verdad.


94. Sirát mustaqím. El camino directo y más breve que conduce a Allah.


95. Dhikrullah El recuerdo de Allah.


96.  Sayfullah.  La espada de Allah.


97.  Hizbullah.  El partidario de Allah, destructor de Sus enemigos.


98.  Al-najm al-thaqib.  La Estrella cuyo fuego quema los demonios.


99.  Mustafá.  El divinamente escogido.


100.  Mujtab .  El elegido.


101.  Muntaqá.  El elegido por su pureza.


102. Ummi. El iletrado sin maestro entre los hombres, que es instruído de manera divina.


103.  Mukhtar.  El elegido que es autónomo.


104.  Ajir.  La recompensa de los creyentes.


105.  Jabbar.  El todo-subyugador.


106.  Abul-Qasim El padre de Qasim.


107.  Abul-Tahir El padre de Tahir.


108.  Abul-Tayyib El padre de Tayyib.


109.  Abu Ibrahim.  El padre de Ibrahim.


110.  Mushaffa.  El que recibe el derecho de la intercesión.


111.  Shafi.  El intercesor.


112.  Salih El virtuoso.


113.  Muslih.  El conciliador.


114.  Muhaymin.  El protector y guardián.


115.  Sadiq El veraz.


116.  Musaddaq.  El veraz demostrado por la Verdad  que viene a través de él.


117.  Sidq.  La esencia de la veracidad.


118.  Sakyyid al-mursalín.  El  maestro  y  el  mejor  de  todos  los Mensajeros.


119.  Imám al-Muttaqin.  El líder de los devotos que temen a Allah.


120.  Qa 'id al-ghurri al-muhajjalin.  El protector  y el guia  de  los creyentes.


121.  Khalil al-Rahman.  El  estrecho  amigo  del  Todo-Misericordioso Allah.


122.  Barr.  El bondadoso y el benéfico.


123.  Mabarr.  La esencia de la piedad y de la caridad.


124.  Wajih.  El distinguido de todo lo demás.


125.  Nasih.  El verdadero consejero.


126.  Nasih.  El transformador de las almas humanas.


127.  Wakil.  El fiel depositario.


128.  Mutawakkil.  El que pone toda su confianza en Allah.


129.  Kafil.  El garantizador.


130.  Shafiq.  El compasivo, el gentil y el benevolente.


131.  Muqim as-sunnah El que sostiene los decretos de Allah.


132.  Muqaddas.  El santificado.


133.  Ruh al-quddus.  La esencia de lo divino.


134.  Ruh al-haqq.  La esencia de la verdad.


135.  Ruh al-qist.  La esencia de la justicia.


136.  Kafi.  El que es suficiente para los creyentes.


137.  Muktafi.  El que es suficiente para consigo mismo.


138.  Baligh.  El que ha llegado a la perfección espiritual.


139.  Muballigh.  El portador de nuevas.


140.  Shafi.  El sanador de los corazones enfermos.


141.  Wasil.  El que ha logrado lo divino.


142.  Mawsúl El que ha sido obtenido.


143.  Sabiq El que precede todas las cosas.


144.  Sa 'iq.  El empuje motivador de la fé de los creyentes.


145.  Hadi.  El guia.


146.  Muhdi.  El que dá orientación.


147.  Muqaddam.  La premisa del Islam.


148.  'Aziz.  El amado  de alta estima  que  no tiene igual  entre los hombres.


149.  Fadil.  El preeminente en virtud y generosidad.


150.  Mufaddal.  El favorito  de  Allah  que ha sido hecho  superior a todos los seres.


151.  Fatih.  El conquistador de los corazones  que los abre a la fé y a la verdad.


152.  Miftah.  La llave que abre las puertas del Paraíso  y cierra las del Infierno.


153.  Miftah ar-rahmah.  La llave a la misericordia de Allah.


154.  Miftah al-jannah.  La llave del Paraíso.


155.  'Alam al-iman.  El símbolo de la fé que nos conduce a la fé.


156.  'Alam al-yaqin.  El simbolo de la certeza  que nos conduce  a la constatación.


157.  Dalil al-khayrat.  El guía hacia los actos meritorios.


158.  Musahhih al-hasanat.  El que transforma lo erróneo en correcto, y lo que no es hermoso, en bello.


159.  Muqil al-atharat.  El que prevee y advierte de los errores.


160.  Safúh'an az-zallat.  El que refrena los errores.


161.  Sahib ash-shafak'ah El dotado con la intercesión.


162.  Sahib al-makan.  El imbuído con el más alto grado  de moral y de caracter.


163.  Sahib al qidam.  El investido con el más alto rango.


164.  Makhss bil-'izz Aquél  para quien  toda potencia  y honor son apropiados.


165.  Makhsús bil-majd.  Aquél a quien  es  apropiado  todo  lo noble, lo sublime y lo majestuoso.


166.  Makhsus bish-sharaf Aquél para quien toda excelencia es propia


167.  Sahib al-wasílah. El posesor de los medios para la gracia de Allah.


168.  Sahib al-sayf.  El dueño  de la espada  contra  los enemigos  de Allah.


169.  Sahib al-fadilah.  La fuente de la gracia de Allah.


170.  Sahib al-izar.  El dueño del manto de la profecía mencionado por    este nombre en los libros sagrados.


171.  Sahib al-hujjah.  El poseedor de la prueba.


172.  Sahib as-sultan El propietario de la soberanía de reyes.


173.  Sahib al-rida '.  El dueño del manto de lana.


174.  Sahib ad-darajat ar-rafi'ah El dotado con el exaltado nivel.


175.  Sahib at-taj El coronado galardonado con la corona del Paraíso durante la noche de su Ascención.


176.  Sahib al-mighfar.  El que usa el yelmo del santo caballero.


177.  Sahib al-liwá'.  El portador de la Bandera de la Alabanza debajo la cual, todos los profetas, y los creyentes se congregarán en el Día del Juicio Final.


178.  Sahib al-mi'raj.  El maestro de la ascensión, que fuera llevado, mientras  estando en vida, por  encima  de los siete cielos, a los reinos  divinos cercanos a Allah.


179.  Sahib al-qadib.  El portador del báculo, con el que destruyó los 360 ídolos alrededor de la Kaaba,  en el día de la conquista de la Mecca.


180.  Sahib al-Buraq.  El jinete de Buraq, el corcel celestial que  lo trajo, desde la ciudad de la Mecca, a Jerusalén durante la noche de la Ascensión.


181.  Sahib al-khatam.  El portador del Sello de la Profecía, que se encontraba entre sus omóplatos.


182.  Sahib al-'alamah.  El dotado  con los signos  distintivos  de la profecía.


183.  Sahib al-Burhan.  El dotado  con los milagros  que  probaron  su calidad de profeta.


184.  Sahib al-bayan.  El  dotado  con la  más grande expresión de la profecía, que es el Sagrado Corán.


185.  Fasih al-lisan.  Aquél  cuyo discurso es transformado  en el más elocuente y efectivo.


186.  Mutahhir al-jan n.  La  fuente  del  conocimiento, sabiduría, y gentileza, cuyo corazón es purificado, y que limpia los corazones.


187.  Ra'úf.  El clemente a quien Allah ha otorgado Su propio Nombre,   por el cual él es mencionado en el Corán.


188.  Rahím.  El misericordioso, a quien Allah el Más Misericordioso, ha conferido Su propio Nombre.


189.  Udhn khayr.  El que escucha lo bueno.


190.  Sahih al-Islam.  La verdad  del Islam, que corrige y cancela las distorsiones hechas por el hombre a las divinas verdades previamente reveladas y que restablece el verdadero mensaje de Allah.


191.  Sayyid al-kawnayn.  El maestro  de todos  los seres  creados, en este mundo, y en el Más Allá.


192.  'Ayn al-na'im.  La fuente a través de la que las bendiciones  de Allah llegan en este mundo y en el Más Allá.


193.  'Ayn al-qurr.  La fuente de luz y esplendor.


194.  Sa'd Allah.  El júbilo de Allah, el que en su calidad de ser la inteligencia  primeramente  creada, contiene en sí la salvación, la victoria, la paz y bendiciones de toda la creación.


195.  Sa'd al-khalq.  La alegría de todos los seres creados, por ser él el mejor, el más generoso, y el más cercano de Allah entre ellos.


196.  Khatib al-umam.  El predicador para la humanidad.


197.  'Alam al Hud .  El signo de la conducción a la verdad, el placer de Allah, y el Paraíso.


198.  Kashif al-karb El que interrumpe los dolores, las aflicciones, y las dificultades del hombre.


199. Rafi' al-rutab.  El que eleva los rangos de aquellos que creen en él, y que le obedecen.


200.  'Izz al-r'ab.  La gloria de los Arabes.


201.  Sahib al-faraj.  La fuente de la consolación, que da beatitud, y reconforta  a  quienes  creen  en  su  cualidad profética, y que siguen sus mandamientos.


BISMILLAH  AR-RAHMAN  AR-RAHIM

 

Oh  Allah, te suplicamos que confieras Tu misericordia, gracia  y

bendiciones a nuestro Maestro Muhammad, de modo que  por esta plegaria nos liberes de todos nuestros temores y bajezas; que nos purifiques de todas nuestras manchas, y que nos  envíes lo concluyente de todo lo bueno en esta vida y en el Más Allá.

Oh muy amante Allah, el Benefactor de todas las cosas. Oh Unico

Creador de los cielos y la tierra. Oh Viviente, Auto-Suficiente Allah.

Oh Maestro de toda grandeza, majestad y gracia. En el nombre de Tu exaltada Esencia, te rogamos que, desde la  naturaleza del hombre, Tú cambies la nuestra, elevando nuestro rango hasta aquél del más elevado de  Tus  ngeles. Oh Transformador y  Preservador  de nuestro estado y nuestro poder, transmuta nuestra condición para que sea  la mejor de ellas. Glorificado y alabado seas Tú, Oh Allah. Yo doy testimonio que no  hay dios excepto Tu: de Tí  yo  requiero perdón, y a Tí me vuelvo arrepentido. Oh Allah, otorga Tus bendiciones y Tus gracias a nuestro Maestro Muhammad y a su Familia y Compañeros.


           TEXTO DE LA CONTRATAPA DE LA EDICION ORIGINAL

Los Más Bellos Nombres

Aquí tenemos una  presentación contemporánea de los noventa y nueve nombres de Dios de acuerdo a la tradición Sufi del Islam, en la cual está dicho, "Cualifícate a ti mismo con las cualidades de Dios."

Compilado de textos clásicos Arabes y Turcos de Al-Ghazali, Ibn Arabi, Djili, y Abdul Qadir Gilani entre otros, estos son los divinos

atributos por los cuales Dios se manifiesta a Sí Mismo en el  mundo y

por los cuales El completa la vida espiritual del hombre.

Explicación del diseño de tapa: 

En Agosto de 1982, un devoto apicultor Musulmán halló este panal 

en una de sus colmenas, en el pueblo de Karakoy, Turquía. En la formación del panal, las abejas habían escrito en enormes y muy claras letras el más bello nombre de la esencia de Dios: " Allah " .

      Y Allah dice en el Sagrado Corán:

Y tu Señor reveló a la abeja: haz tu panal en  la

montaña y en los árboles y en las colmenas que los

hombres construyen, y aliméntate de todas  las

flores y frutas y obra en  el modo de tu Señor,

dócilmente. Brota de sus estómagos un líquido de

muchas tonalidades, el que contiene sanación para

los hombres. Ciertamente hay allí un signo, para

los hombres que reflexionan.

(de la Sura Al Nahl, La Abeja, (16:68/69)

Regresar Subir

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.